Home / APIS en Prensa  / Columna en Diario Austral Valdivia: Administración Hospitalaria

Columna en Diario Austral Valdivia: Administración Hospitalaria

Administración Hospitalaria:

El Ministro de Salud recientemente dejó en evidencia el grave problema de financiamiento que enfrenta el sector: una deuda que a diciembre de este año podría llegar a $800 mil millones. Asimismo, nos acabamos de enterar del informe de Contraloría donde se revela un desorden administrativo en 27 centros de salud, llegando incluso a procedimientos disciplinarios y la orden de devolver al Fisco más de $1.100 millones.
La salud de las personas es uno de los ocho derechos principales. Sin embargo, el tema pasa a segundo plano cuando hablamos de facturas, montos, deudas, inversiones.
Listas de espera de hasta más de dos años, 286 mil atenciones quirúrgicas pendientes, desabastecimiento en recintos hospitalarios, cuentas poco claras, entre otros, dan cuenta de una administración deficiente que carece de información exacta, lo que podría significar una deuda hospitalaria aún más abultada de la que anuncia la autoridad.
Desde nuestro rol como proveedores clave de la industria, nos preocupa el escaso control de la gestión financiera de los servicios de salud, lo que ha derivado en una situación insostenible.
En este sentido, vemos que la extensión en los horarios de atención para cirugías en lista de espera, si bien va en la dirección correcta, será otra medida insuficiente si no existen recursos adicionales para financiarla y no se aborda el problema de la deuda pública de arrastre.
El plan del gobierno corre peligro si no podemos suministrar los insumos necesarios para llevarlo a cabo.
Sin duda, incorporar mayor tecnología contribuiría a la eficiencia de la gestión hospitalaria. Invertir en Telemedicina -por ejemplo- apuntaría a descongestionar el sistema de atención. De hecho, proveedores de este tipo de tecnología estiman que el 30% de las atenciones se podrían proporcionar desde la casa.
Instamos a las nuevas autoridades a enfocar sus esfuerzos a disminuir el déficit estructural. Queremos acompañar a la nueva autoridad en su plan de desarrollo de la salud en Chile, pero si este cuello de botella no se mejora, será dificil poder avanzar.