Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Suscríbete a nuestro newsletter

APIS organizó exitosa charla sobre el presente y futuro del transporte internacional de carga

Evento exclusivo para socios

Instancia enmarcada en las actividades realizadas por la rama educativa de la entidad CapacitAPIScontó con la participación de dos expertas de la empresa Geodis.

Con una importante asistencia de socios contó la última edición de webinars organizados por APIS, que en esta oportunidad se centró en el análisis de la situación de los fletes marítimos y aéreos de carga, que en el último año y a raíz de la pandemia, han visto agudizados varios problemas que complejizan las actividades de importación de dispositivos médicos e insumos para su fabricación local, principalmente el alza desmedida de las tarifas, que se han elevado exponencialmente en los últimos 12 meses.

Ana María Wörner, Senior Sales Manager Project Logistics y Andrea Barzana, Regional Ocean Product Manager costa oeste de América Latina (WCSA) ambas de la empresa GEODIS, se refirieron en su exposición a las razones que explican este incremento en el costo, afirmando que el alza del combustible y la menor disponibilidad de oferta a raíz de la pandemia son dos de los factores que más inciden en esta situación.

Estos elementos han conducido, por ejemplo, a un alza de más de 40% desde abril de 2020 en las tarifas aéreas, no solo debido al valor del combustible, sino también a la reducción en la oferta de vuelos, ya que sólo están operando los de carga, mientras que los de pasajeros —que también transportaban mercancías en sus bodegas— se han restringido en forma importante, y de un 466,6% en los valores de los fletes marítimos desde China —según el Shanghai Containerized Freight Index (SCFI)— debido también a la disminución de oferta de buques y contenedores, que suma a los mayores precios, una gran dificultad para realizar bookings.

Esto se ha traducido en un alza cercana al doble para los productos que vienen desde Asia; de un 50% para los que proceden de Europa y de un 30-40% para los que provienen del mercado estadounidense, en comparación con cifras de 2019.

Esta situación preocupa a las empresas proveedoras de dispositivos médicos pues esta problemática no solo impacta en el alza de costos de importación, sino también, en la disponibilidad de productos, debido al atraso en la entrega de muchos proveedores a raíz de la alta cancelación de vuelos producto de las restricciones gubernamentales y los cierres de fronteras en ciertos países de la región.

Ana María Wörner y Andrea Barzana aseveraron que es probable que este escenario se mantenga en el corto y mediano plazo —proyectándose hasta 2022— y realizaron algunas sugerencias para enfrentarla, incluyendo la programación de los envíos con al menos 6 semanas de anticipación, además de no comprometer fechas de llegada de las cargas, dado que hoy no hay garantía en los cumplimientos de itinerario.

Reportar deuda | Denuncias

Envíanos los antecedentes, o escríbenos a comunicaciones@apisag.cl y te contactaremos a la brevedad.